Allobates amissibilis sp. (cortesía de M. Hoelting y R. Ernst / Senckenberg)

Los científicos han descrito una nueva especie de rana venenosa, durante un  estudio para determinar el impacto del turismo sobre la biodiversidad en una zona de la selva conocida como "El Mundo Perdido" en Guayana.  Los científicos denominaron a la nueva rana decubierta  Allobates amissibilis,  en latín "que se puede perder" en reconocimiento a su hábitat, que fue el  escenario en 1912 de la novela del reconocido autor británico Sir Arthur Conan  Doyle, “El mundo perdido”.  

 

La rana fue descubierta cerca de Turu Falls, una ca scada a los pies de las  montañas de Iwokrama en la Guayana Central. El lugar está situado en una  zona prácticamente olvidada y descuidada de nuestro planeta, el Escudo Guayanés, en el norte de América del Sur. La región representa más del 25%  de las selvas tropicales del mundo, y es una de las cuatro extensas áreas  boscosas que quedan vírgenes en el Mundo (Amazonas, Congo, Papúa Nueva  Guinea y el Escudo Guayanés). Con un alto número de especies endémicas,  es uno de los centros más importantes de la biodiversidad en los trópicos del  Nuevo Mundo. A pesar de que los bosques del Escudo  Guayanés han tenido  una de las tasas de deforestación más bajas del mundo, con muy pocos  cambios en las últimas décadas, los rápidos cambios económicos y sociales  están planteando crecientes presiones sobre los ecosistemas.

Las Guayanas  están en una encrucijada respecto a las decisiones  y compensaciones entre la  utilización, conservación y preservación de sus bosques y por lo tanto las  partes sustanciales de la biodiversidad de la región.  Fue el equipo de científicos del Instituto de Inves tigación Senckenberg de  Dresden (Alemania) quién la descubrió. Investigaban las poblaciones de otra  rana,  Atelopus hoogmoedi, para determinar si podría verse afectada por el  desarrollo planificado del ecoturismo en la región. Mientras que los  investigadores estaban realizando su estudio, se en contraron con este anuro diminuto de color marrón que no pudieron identificar. Un análisis posterior  mostró que era una especie de rana flecha venenosa  no descrita. Su  descripción a nível científico está a cargo de investigadores alemanes y belgas.  Allobates amissibilis es la tercera especie del género  Allobates conocida en  Guayana. Al igual que otras ranas flecha venenosas, su toxicidad deriva de las  hormigas, ácaros y otros invertebrados de los que se alimenta. Parece ser que  es una especie microendémica, ya que su hábitat se  encuentra sólo en una  pequeña área de distribución. 

Fuente:  http://www.sciencedaily.com/releases/2013/07/130717 105852.htm (17  de julio de 2013)

Consigue entradas en facebook

Volver

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para conocer nuestra Política de privacidad.